7 de jul. de 2011

Rellenos Sanitarios y Basurales a Cienlo Abierto

RELLENOS SANITARIOS
Un relleno sanitario es un lugar destinado a la disposición final de desechos o basura, en el cual se pretenden tomar múltiples medidas para reducir los problemas generados por otro método de tratamiento de la basura como son los tiraderos, dichas medidas son, por ejemplo, el estudio meticuloso de impacto ambiental, económico y social desde la planeación y elección del lugar hasta la vigilancia y estudio del lugar en toda la vida del vertedero.
En un relleno sanitario, a medida que se va colocando la basura, ésta es compactada con maquinaria y cubierta con una capa de tierra y otros materiales para posteriormente cubrirla con una capa de tierra que ronda los 40 cm de grosor y sobre esta depositar otra capa de basura y así sucesivamente hasta que el relleno sanitario se da por saturado.
Es un método de ingeniería para la disposición de residuos sólidos en el suelo de manera que se le dé protección al ambiente, mediante el esparcido de los residuos en pequeñas capas, compactándolos al menor volumen práctico y cubriéndolos con suelo al fin de día de trabajo, previniendo los efectos adversos en el medio ambiente. Además, como forma de minimizar el impacto ambiental y como implementación del Protocolo de Kioto los rellenos sanitarios incluyen tratamiento de lixiviados, que son los líquidos producidos por la basura, quema de gases de descomposición, principalmente el metano, planes de reforestación en el área del relleno sanitario y control de olores. Por que los residuos confinados sin tratamiento contienen un alto potencial peligro para el medio ambiente (daños en la impermeabilización en el transcurso de tiempo), en Europa ya tienen normas que exigen un tratamiento de los residuos antes de confinar para eliminar su potencial peligro tanto para el ambiente como la salud humana

Tipos de vertederos:
* Vertedero clandestino: Es un lugar en el que, sin consideraciones medioambientales, es elegido por algún grupo humano para depositar sus desechos sólidos. Son grave fuente de contaminación, enfermedades y otros problemas. Generalmente son establecidos en depresiones naturales o sumideros.
* Vertedero municipal o urbano: Es un vertedero que bajo ciertas consideraciones o estudios de tipo económico, social y ambiental, es destinado por los gobiernos municipales o citadinos. También son conocidos como "vertederos controlados" o "rellenos sanitarios".
Contaminación generada:
A los vertederos tradicionales actuales es destinada la basura generada por un grupo o asentamiento humano. Ésta, por lo común, contiene de forma revuelta restos orgánicos (como comida), plásticos, papel, vidrio, metales, pinturas, tela, pañales, baterías, y una gran diversidad de objetos y sustancias consideradas indeseables. En el proceso de descomposición de la materia en los vertederos, se forman lixiviados que arrastran los productos tóxicos presentes en la basura, y contaminan las aguas subterráneas, que en ocasiones se utilizan para consumo humano y riego. Se liberan al aire importantes cantidades de gases como metano, CO2 (gas responsable del efecto invernadero) o gases tóxicos como el benceno, tricloroetileno, etc. Durante los incendios accidentales o provocados en dichos vertederos, se liberan a la atmósfera al arder productos clorados, algunos tan tóxicos como las dioxinas, declarada cancerígena por la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de los esfuerzos por recuperar los materiales contenidos en los residuos, los vertederos siguen siendo necesarios como infraestructura para la eliminación de residuos.
La reducción de los impactos ambientales, anteriormente apuntados, puede conseguirse diseñando los vertederos de modo que se evite la contaminación del entorno en el que se ubican.
En este sentido, deben tomarse medidas para la impermeabilización de los vertederos y la instalación de sistemas de recogida de lixiviados, de modo que se evite la contaminación del agua y el suelo.
También pueden prevenirse algunos impactos de los vertederos mediante sistemas de recuperación del biogás producido en la descomposición de la materia orgánica. Una solución para eliminar los problemas tanto de emisiones de biogás como lixiviados altamente contaminados es el tratamiento mecánico biológico cual además de la eliminación de biogás y contaminación de lixiviados disminuya notablemente el volumen a confinar y abre la opción de elaborar ganancias con la certificación y comercialización de bonos de carbono.

  
 BASURALES A CIELO ABIERTO

 
El problema de los basurales a cielo abierto y como buscar una solución
[06/11/2009 | 16:14]

El nivel de desarrollo y el estilo de vida que tenga cada comunidad determinarán la cantidad y el tipo de residuos producidos y su disposición final.
Esta cantidad de residuos producida por todos nosotros debe ser tratada de una manera adecuada de manera que no contamine el aire, el agua y el medio que nos rodea ocasionando entre otras cosas daño a la salud.
Uno de los factores que daña la salud de los habitantes de las ciudades es la gran cantidad de basura que se va acumulando en terrenos no aptos. Los basurales a cielo abierto suelen ser uno de los focos infecciosos de muchas de las enfermedades que contraen a diario las miles de personas que habitan en sus inmediaciones. Las estadísticas indican que el 19% de las enfermedades provienen de causas ligadas al medio ambiente. En la mayoría de los casos, los afectados se contagian a través del contacto con animales domésticos o roedores infectados o a través de la ingestión de alimentos en mal estado. Entre las enfermedades que aún persisten entre nosotros figuran el dengue y el cólera.
Muchos de los materiales que integran la basura, podrían haber sido reutilizados, es decir reciclados. Entre los más comunes podemos señalar los vidrios, el papel, los metales, los residuos orgánicos, que pueden utilizarse como sustancias fértiles del suelo. 

¿Cómo se podría solucionar?

Pero para poder realizar esto de forma eficiente es necesaria una clara conciencia en la población de las ventajas para el ambiente, que representa la reutilización de éstos elementos. Para esto es necesario implementar campañas de difusión en todos los ámbitos.
¿Sabía que la mitad de los objetos que tiramos constituyen basura innecesaria? 
¿Sabía qué hay debajo de la tierra? Hay mucha agua. Ella corre a través de ríos subterráneos y de ellos, mucha gente toma el agua que utiliza para consumo. 
Pero. ¿Cómo se puede cuidar el agua que está bajo la tierra? La respuesta es simple. No arrojando residuos, en especial sustancias tóxicas, en cualquier lado. Estas sustancias, poco a poco van penetrando en la tierra, en especial, con la ayuda de la lluvia. 
Desgraciadamente, algunas personas arrojan los residuos en terrenos baldíos, esto es imitado por otros y en poco tiempo se forma un basural.
Exclusión, trabajo infantil, contaminación con riesgo grave para la salud, bajas expectativas de vida, son algunas de las características evitables en el trabajo del que recoge basura de la calle. El haber llegado a estas condiciones no es sólo la consecuencia inmediata de la creciente desocupación sino también de la ausencia de políticas integradoras y de fomento de formas de producción que apunten al reciclado de residuos, el cuidado y la preservación del ambiente.
 Considero que los medios de difusión pueden aportar mucho mediante artículos sobre cómo se maneja el tema en otras partes de mundo, contribuyendo a la educación de la población y a ejercer una presión saludable sobre los responsables políticos del tema que muchas veces hacen grandes anuncios y luego todo queda en el olvido.
 De manera que modificar usos y costumbres pasa, en primer término, por entender la dimensión del tema en el que interactúan los que producen la basura, los que la reciclan y quienes la generan.
El 60% de los cartoneros son trabajadores, obreros de la construcción, textiles, gastronómicos, entre otros… que perdieron su empleo en los últimos años. Trabajan con sus familias, expuestos a la contaminación y con una expectativa de vida de 35 años, siendo 70 años la del resto de la población argentina. Sus hijos engrosan las filas del trabajo infantil que conduce al retraso escolar o directamente al abandono, a menores ingresos en la vida adulta, a acceso a trabajos no calificados a la reproducción de las condiciones de pobreza que originaron su deserción escolar temprana.
En resumen, la incorporación de los recolectores callejeros al mercado laboral formal revertiría la situación actual no sólo con los consecuentes beneficios para este sector, sino que fortalecería una incipiente industria que a su vez generaría puestos de trabajo y además aportaría el protagonismo de la comunidad en un proyecto común.
Sería un estímulo a la formación de cooperativas, microemprendimientos o empresas sociales para que se reconozca su lugar dentro del sistema de recolección de residuos. De este modo, el Estado podría reemplazar el esquema de planes trabajar por empleos genuinos, desarrollando emprendimientos productivos que deberán tener, como insumo básico, los materiales recuperados.







En los 134 municipios de la provincia de Buenos Aires existen 208 basureros a cielo abierto, que contaminan el medio ambiente. En los apenas 24 municipios del conurbano bonaerense hay 101 basureros clandestinos, casi la mitad del total, que acumulan 330.000 toneladas de desechos tóxicos. 

Buenos Aires (DyN). En Argentina existen más de 3 mil basurales a cielo abierto, la mayoría clandestinos y ubicados en zonas empobrecidas, lo cual provocó alarma en organizaciones no oficiales y gubernamentales, que advirtieron los daños que producen a la salud y el medio ambiente.
El gobierno nacional, en el marco del proyecto para sanear la cuenca Matanza Riachuelo, reconoció que en el sur del conurbano existen al menos 105 basurales a cielo abierto, aunque otros informes advierten que en la provincia existen más de 1.500.
Un reciente documento de la agencia ambiental del gobierno de Córdoba afirmó que en la provincia están asentados 700 basurales en zonas suburbanas y rurales, y alentó un proyecto de ley para erradicarlos.
El programa Córdoba Limpia, creado tras una duro diagnóstico sobre la realidad local en materia de residuos sólidos urbanos, realizó un informe sobre las consecuencias en la salud y el ambiente que provoca la presencia de basurales, y consideró que se trata del problema "más importante a nivel local" en tema de contaminación.
La agencia cordobesa, así como sus pares de otras provincias, relacionan los basurales con la pobreza, al afirmar que son consecuencia de "la no recolección de residuos" y la "falta de fondos" para establecer "rellenos sanitarios", donde se clasifica la basura y se controla la polución que produce.
Entre los riesgos se menciona la contaminación de napas, arroyos y embalses, suelo, aire con olores nauseabundos y quema de residuos, y se afirma que "son focos de incendios forestales".
El documento oficial asegura que los basurales a cielo abierto "albergan animales de consumo que se alimentan de residuos, representan focos infecciosos por proliferación de vectores de enfermedades y promueven el "cirujeo" de residuos en condiciones sanitarias de alto riesgo.
Organizaciones no gubernamentales instaron a los municipios a erradicar este tipo de vertederos de basura y promover un sistema de "relleno" para el control de filtraciones en las napas, y promueven la separación de residuos peligrosos, siempre en terrenos preparados para albergar los desechos.
También, denunciaron un "colapso" en el sistema de depósito y tratamiento de residuos sólidos urbanos en todo el país, y advirtieron los "riesgos sanitarios" que surgirán si no se implementan alternativas.
Para más información sobre distintos casos: http://www.taringa.net/posts/info/1044667/Basureros-industriales-en-argentina.html


Diferencias entre un vertedero a cielo abierto y un vertedero sellado y controlado 


Vertedero a cielo abierto:
-No existe planeamiento que anteceda a la utilización del lugar donde arrojar la basura.
-No existen obras de control.
-El equipamiento es deficiente o nulo.
-Peligro de contaminación del manto freático por lixiviados.
-Proliferación de fauna nociva, como ratas, insectos, aves carroñeras, etc.
-Peligro de incendio permanente.

Un vertedero sellado y controlado (relleno sanitario): 
-Es un proyecto de ingeniería basado en las normas oficiales.
-Obras de control con sistemas de captación de lixiviados, drenajes captadores, cárcano receptor, fosa de aureación y sistema de rebombeo.
-Sistema de captación de biogás, con pozos de absorción de biogás.
-Drenajes perimetrales.
-Cercado perimetral.
-Barrera de amortiguación.
-Equipamiento especializado.
-Camino de acceso.
-Caseta de control.
-Báscula de pesaje.
-Cargadores de oruga.
-Compactadores.
-Seguridad en la calidad de los mantos freáticos.
-No existe fauna nociva.
-No hay peligro de incendio.



Basurales clandestinos
Los basurales clandestinos son lugares (terrenos baldíos) donde la gente arroja la basura. No reciben ningún tipo de mantenimiento; carecen de cerramientos o cercos, lo que permite el ingreso de cualquiera que quiera arrojar basura en ellos.
Entre los productos descartados puede haber químicos peligrosos, o residuos patogénicos, que representan un alto riesgo de transmisión de enfermedades riesgosas para el ser humano.
Una de las consecuencias más graves de estos basurales es que afectan el medio ambiente y la salud de los vecinos que viven en sus alrededores e incluso a kilómetros de distancia
Estos depósitos clandestinos multiplican y vuelven a multiplicar los efectos nocivos de la falta de higiene callejera. Como por ejemplo, hacen proliferar animales y vectores transmisores de enfermedades. También las ratas, moscas y los mosquitos encuentran refugio y alimento dentro de ellos, implicando que se reproduzcan cada vez más; el mal olor que despiden se expande varias cuadras a la redonda; pueden provocarse explosiones debido a la acumulación de gases subterráneos producidos por la putrefacción. Todo esto atenta contra la salud pública.
Además, como cualquier otro basural, contribuyen a disminuir el valor económico de sus propiedades que lo rodean o que están cerca.
Entre algunas enfermedades, las más comunes son:
Infecciones respiratorias.
Infecciones intestinales.
Dengue clásico y dengue hemorrágico.
Otitis media aguda.
Conjuntivitis clásico hemorrágico.
Neumonías y bronconeumonias.
Gripe.
Intoxicación por plaguicidas.

1 comentario: